Línea editorial de ele, Escuela de Liderazgo Emocional

El Libro

El porqué de Hombres sin Afeitar 
Dra. Elsa Martí Barceló 

La Escuela de Liderazgo Emocional (ele), desde su inicio, está comprometida con unos valores y actitudes que reflejan ideales, intereses, sentimientos y convicciones.
Generosidad, honestidad, responsabilidad, sensibilidad, respeto y tolerancia son los valores en los que se ha gestado la línea editorial de ele: Mujeres sin Maquillar & Hombres sin Afeitar. Una colección de librostestimonio de experiencias vitales y emocionales, en el ámbito personal y profesional masculino y femenino.

A día de hoy son ya tres los libros publicados: Mujeres sin Maquillar I, 16 testimonios vitales; Mujeres sin Maquillar II, 16 testimonios emocionales en el ámbito profesional, y Hombres sin Afeitar I.

Mis socias en ele
Marisa Camacho Iniesta, Carmen Mª García Martínez, Mª José Heredia Chumillas, Charo López-Ibor Mayor e Inés de la Mota Gómez-Acebo son mis socias en esta aventura.
Los rasgos comunes que definen nuestra personalidad a la hora de pensar y hacer: dedicación, entrega y compromiso sumado a la forma de recibir, experimentar una emoción, el orgullo de ser Mujeres sin Maquillar, son lo que hacen de nosotras mujeres reales, sensibles, auténticas y confiables para los demás.

Nuestra intención...
«Hacer del mundo en el que vivimos un mundo más igualitario y comprensivo, carente de discriminación, donde Ellos y Ellas estén presentes y el derecho a ser diferente se respete a la hora de opinar y expresarse».

Nuestro compromiso...
«Crear una escuela de vida, donde unos y otros se acepten y complementen, sin censura de pensamiento ni críticas de conducta. En donde recibir, vivir y compartir emociones y experiencias de vida, sirva de ayuda y ejemplo para que otros se puedan reflejar e identificar».

El porqué de Hombres sin Afeitar
Para mí como médico de familia, especialista en Psicoterapia Psicoanalítica, liderar este proyecto y compartir su mundo emocional ha sido un reto y un desafío a los muchos comentarios que he ido recibiendo, en las largas horas de consulta, en el ejercicio de mi profesión.

Declaraciones como «Todos los hombres son iguales a la hora de manifestar sus emociones», «jamás hablan de sus sentimientos y mucho menos los muestran», «para ellos mostrar lo que sienten es signo de debilidad», o el reciente comentario de una paciente de 94 años que me ha dicho: «Elsa, no te esfuerces, ningún hombre te dirá la verdad», desatan en mí un pensamiento, un inicio de acción...
«Existe un mundo masculino que, al igual que el femenino, hay que escuchar y conocer. No es justo que las mujeres relaten sus vivencias, y ellos sólo las lean. Necesitamos la aportación, dedicación y compromiso de los hombres para emprender todos juntos un viaje a un destino común, prometedor en cuanto a paz interior y bienestar exterior se refiere: el paraíso emocional».

«No hay que olvidar que ante las alegrías o las penas, el bienestar o el sufrimiento, todos, con independencia de la condición masculina o femenina, sentimos y reaccionamos».

Hombres sin Afeitar representa una identidad, la salida de un Yo verdadero, la búsqueda de respuestas a un «quién soy», el triunfo de un ego positivo en la búsqueda de excelencia en ser y hacer.
En Hombres sin Afeitar se desmitifica un legado cultural, un pensamiento que se transmite de generación en generación, una creencia popular con la que muchos de nosotros crecimos, nos desarrollamos y a la que sin querer fuimos sometidos:

«Si infrecuente e inusual es oír al hombre hablar de emociones a la hora de hacer, si inimaginable es que muestre sus sentimientos a la hora de ser, todavía más increíble es pensar que dé fe públicamente de ello mediante escritos para que otros los lean».

En Hombres sin Afeitar, sus protagonistas hacen gala de sus sentimientos, con nobleza, humor, ingenio y gallardía; nos hacen cómplices de cómo, cuándo y a quién manifiestan sus emociones y por qué.

Son hombres inteligentes por ser conscientes del beneficio terapéutico que aporta el escribir sus vivencias personales y experiencias profesionales. Gracias a ello se han acercado con decisión a su Yo interior, gozan de la paz interior anhelada y, sin duda, son fuente de ayuda y ejemplo donde otros se puedan reflejar e identificar.

Todos los relatos ponen al descubierto cómo las emociones han sido el motor de importantes decisiones y grandes logros. Hacen un manifiesto de cómo han recibido, vivido y experimentado emociones como la pasión, la ilusión, el miedo, la ira, el orgullo, la vergüenza o la tristeza, desde la libertad interior y no desde la aprobación de los demás.

Leerlos nos hace vivirlos y sentirlos, nos lleva a disfrutar de un colorido paisaje emocional muchas veces desconocido, aunque sí reconocido. Todos sabemos la forma rebelde y caprichosa de las emociones a la hora de anidar en el corazón de los seres humanos.

Sus vivencias nos hacen copartícipes de una verdad, la que yo he percibido a través de mis terapias: el sentir no tiene género, las emociones son innatas al ser humano, habitan en los corazones con independencia de su condición femenina o masculina. Su carácter atemporal hace que sobrevivan más allá del pasado, presente y futuro.

La singularidad de las biografías humanas que aquí han escrito, junto con la diversidad de las emociones relatadas, invita a los lectores, de forma generosa y altruista, a acrecentar el conocimiento del sentir del mundo masculino, muchas veces ignorado y en cualquier caso poco reconocido.
La introspección realizada a través de sus escritos desvela diferentes formas de ser, hacer y ofrecer. Da voz a distintas personalidades, muy diferentes entre sí en edades, procedencias sociales, culturales, religiosas, políticas y profesionales. Sacerdotes, periodistas, ingenieros, arquitectos, médicos, economistas, abogados, publicistas, maestros de la pintura y artes escénicas, productores del mundo audiovisual; todos ellos nos hacen cómplices y testigos de sus reflexiones más íntimas. Relatan cómo las emociones caminan por su interior con firmeza y determinación, sin pasar desapercibidas, en pro de la autorrealización, y cómo los principios han sido los dueños de sus actitudes y conductas. Su forma de pensar te incitará a actualizar valores del pasado con el presente, a reflexionar sobre lo que debes priorizar, y ayudará a edificar un liderazgo de Vida con mayúscula, tanto en el ámbito personal como en el profesional.

A través de una intimidad compartida, el lector descubrirá lo fácil que es contagiarse de emociones ajenas al descubrir los secretos de vocaciones, profesiones desconocidas, la pasión y el entusiasmo al vivir bajo el binomio profesión-vocación, la tristeza ante las pérdidas, muerte o abandono de seres queridos, el arrojo y destierro de la vergüenza al mostrar públicamente una adicción, así como el manejo de la frustración que ocasiona vivir bajo la determinación de una diferencia, el mundo autista, desde el amor y la comprensión.

Su trabajo a la hora de compartir sabiduría emocional es fruto de una capacidad que todos ellos tienen en común: su destreza para armonizar su mente emocional con la racional, lo que sienten con lo que piensan. Gracias a su destreza a la hora de equilibrar la balanza entre su forma de experimentar las emociones y su lógica de pensamiento, han sido capaces de gobernar con maestría sus impulsos más innatos y escondidos, de rechazar placeres inmediatos poco duraderos por un placer más lejano, intenso y duradero desde la responsabilidad y compromiso.

Este compendio de capacidades y habilidades será un manual de referencia de sabiduría emocional masculina a la hora de entender y manejar los afectos masculinos, por la magnífica introspección que hacen estos hombres al relatar, compartir sus enseñanzas cuando se trata de ambicionar y materializar sueños, deseos y necesidades. Este libro, ¡no te dejará indiferente! Te hará vibrar, te enamorará como a mí me ha enamorado.

Hombres sin Afeitar siempre será «Un fantástico recuerdo en nuestra memoria del pasado, un regalo en el presente, y sin duda una fuente de sabiduría en el futuro. Un mundo donde lo imposible se hace posible, y los sueños forman parte de la realidad».

Para terminar, en nombre de mis socias en ele (Marisa, Carmen, Mª José, Charo e Inés), y en el mío propio, quiero haceros llegar nuestro más sincero y profundo agradecimiento a todos los coautores de este libro por vuestra generosidad, dedicación, entrega y compromiso. Trabajar a vuestro lado ha sido una experiencia gratificante. ¡No me equivoqué: elegí a los mejores!

Un especial y singular agradecimiento al Dr. Vicente López-Ibor Camos, Presidente de Honor de la Asociación Española de Psiquiatría de la Infancia y Adolescencia, Presidente de Honor de la Escuela de Liderazgo Emocional, ele, del que me honro en ser su amiga, y sin quien me habría sentido huérfana de no ser por sus indubitados consejos.

También queremos dar las gracias a todos los que apoyáis nuestra escuela, comprendéis la importancia de la gestión de las emociones, valoráis la formación que impartimos en ella y compartís fielmente, desde el cariño y respeto, nuestra línea editorial MsM & HsA.

A todos, ¡Feliz viaje al mundo de Hombres sin Afeitar!

Dra. Elsa Martí Barceló
Directora de la Escuela de Liderazgo Emocional, ele
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Especialista en Psicoterapia Psicoanalítica
Co-Directora de Consulta Médica Torrelodones


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

© Hombres sin Afeitar , todos los derechos reservados.

Diseño Diseño Web Ziddea